Cinco buenas razones para no hacer una dieta sin gluten

1. Porque no eres celiaca. 

Una dieta estricta sin gluten solo está justificada en las personas celiacas. La tasa de esta enfermedad es relativamente baja (1% de  población general) y suele diagnosticarse en la infancia, aunque es posible que algún caso pase desapercibido y detectarse en la edad adulta. La presencia de marcadores genéticos no significa que haya celiaquía (20% – 40% de la población los tiene) sino solo una probabilidad mayor de padecerla. Los anticuerpos anti gliadina y anti transglutaminasa, tampoco son diagnósticos porque aparecen también en otras enfermedades autoinmunes. Por tanto, el diagnóstico definitivo solo se establece mediante una biopsia intestinal en la que se demuestre atrofia de las vellosidades intestinales. Mientras no exista esto, no está justificado hacer una dieta estricta sin gluten.

2. Porque ser intolerante al gluten es solo una cuestión de grados.

El cuadro de intolerancia al gluten no celiaca sigue siendo motivo de estudio porque, entre otras cosas, no se sabe si el responsable es el gluten, la alteración de la flora intestinal o cualquier otro elemento de la dieta como algunos azúcares, polioles o inhibidores de la amilasa o tripsina. Por tanto, echarle la culpa al trigo y recomendar una dieta sin gluten no está claro que mejore la situación.

También conviene diferenciar la intolerancia de la sobrecarga de ingesta, pues cuando se sobrepasa una determinada cantidad de cualquier producto alimenticio aparecen consecuencias negativas y esto no significa necesariamente “intolerancia al producto” sino solo “intolerancia a determinada cantidad del producto”. Este límite depende de otros factores como la edad que aumenta la dificultad para digerir el gluten y cualquier otro alimento. 

No obstante, algunas personas mejoran sus síntomas intestinales cuando hacen una dieta sin gluten aunque probablemente el resultado sería el mismo simplemente reduciendo la cantidad de gluten, o lo que es mejor, si redujeran la cantidad de hidratos de carbono que ingieren a diario. Por tanto, tampoco en estos casos está justificado hacer una dieta sin gluten, bastaría con reducirlo.

En cualquier caso, ten en cuenta que una dieta sin gluten puede mejorar parte de los síntomas digestivos pero en ningún caso va a ser la solución a tu problema de fibromialgia. Ojalá la solución fuera tan sencilla

3. Porque si no comes gluten, ¿qué comes?

En el año 2014 la industria alimentaria en EEUU facturó alimentos sin gluten por valor de 1 billón de dólares y la previsión para 2020 es que se alcance la cifra de 2 billones. Como te puedes suponer, existen muchos intereses para proteger este enorme negocio.

Difundir el concepto de que una dieta sin gluten es sinónimo de dieta saludable es algo que ya está ocurriendo y solo favorece los intereses de la industria alimentaria sin gluten. Sin embargo, hay ya estudios que demuestran que una dieta con gluten  evita la aparición de diabetes mellitus y también  de enfermedades cardiovasculares y por tanto resulta protectora.  Además, no existe ningún estudio que demuestre que la dieta sin gluten aporte alguna ventaja más allá del beneficio que les supone a las personas celiacas.

Por otra parte, los alimentos sin gluten tienen menos sabor y hay que hacer algo para que sean atractivos al paladar ¿Sabes cómo consiguen mejorar algunos alimentos sin gluten?  Pues añadiendo azúcares y grasas, productos más nocivos para la salud.

4. Porque hacer una dieta sin gluten tiene dificultades importantes.

Una dieta sin gluten puede ser hasta un 40% más cara, limita determinadas actividades como reuniones sociales, comidas celebraciones, etc., o genera continuos miedos por la posibilidad de ingerir gluten inadvertidamente. Todo esto ocasiona un estado de ansiedad y vigilancia constante y termina produciendo un empeoramiento de la calidad de vida, como ya está demostrado en varios estudios.

Por lo tanto, el beneficio de una dieta sin gluten tiene que ser claro porque de otra forma los inconvenientes ya estamos viendo que son importantes.

5. Porque nuestra dieta mediterránea es una de las mejores y no conviene cambiarla.

La dieta mediterránea que hacemos nosotros probablemente nos haya permitido tener una de las mayores expectativas de vida. Otros países no tienen tanta suerte y sus dietas son extraordinariamente malas, como les pasa a los estadounidenses que tienen una de las tasas de obesidad y enfermedades cardiovasculares más elevadas del mundo. En un afán por conseguir una dieta más saludable, los americanos están continuamente haciendo cambios de moda en la alimentación y sacando nuevos productos alimenticios muy elaborados que mejoren su pésima dieta. Para que sepas, hasta un 40% de los americanos hacen dieta sin gluten y todavía no han conseguido mejorar su situación.

En nuestro caso sabemos que tenemos una dieta inmejorable y la pregunta que debemos hacernos es: ¿vamos a cambiarla sin estar seguros de hacer una dieta mejor solo porque esté de moda en otros países?

4 comentarios en “Cinco buenas razones para no hacer una dieta sin gluten

  1. Totalmente de acuerdo c esta información, siempre he pensado q si no soy celíaca porqué no tomar gluten.
    Lo mismo se oye sobre la lactosa, q es mala para la fibromialgia. Yo tomo 1 litro diario y paso temporadas muy buenas y otras malas, luego la lactosa no creo q sea el motivo.

    1. Pues tienes razón, es exactamente la misma historia (mala).
      Además, Hay que prepararse porque detrás del gluten y la lactosa vienen algunas más como las lectinas.
      En fin, ojo con la industria alimentaria cuando defiende nuevos intereses económicos.

  2. ¿Sirven de algo los test de intolerancia alimentaria que se hacen mediante un análisis de sangre?, ¿ayudan en algo?, ¿son fiables?

    Me recomendaron hacer un test que incluía los 10 alimentos básicos. Hecho el test, me proponían una dieta en la que excluían los alimentos que me sentaban mal.

    Yo no tengo problemas digestivos, tampoco tengo diarrea o estreñimiento y que yo sepa ningún alimento me sienta mal. A veces tengo ardor de estómago y con frecuencia gases, pero no creo esto sea síntoma de ninguna intolerancia alimentaria.

    Gracias.

    1. No cambie la dieta que hacemos en nuestro país. Es una de las más saludables del mundo y, salvo que existan problemas específicos, no se debe cambiar por otra, ni añadiendo ni quitando nada.
      Los test de alergias alimentarias no sirven para nada, según información de la Sociedad española de Alergia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *