¿Dónde está la gravedad de la fibromialgia?

Con frecuencia los pacientes me preguntan si la fibromialgia tiene grados de gravedad.

La fibromialgia es como muchas enfermedades: tiene un espectro amplio que abarca desde formas leves hasta formas más graves pasando por todas las posibilidades habidas y por haber. Por tanto, está claro que existen grados de fibromialgia. No obstante, vamos a explicar esto con más detalle porque tiene algunas peculiaridades.

Muchos de los síntomas de la fibromialgia son comunes y frecuentes en la población general. Esta característica llevó a pensar a algunos médicos que la fibromialgia no era una enfermedad bien definida sino solamente un conjunto de síntomas comunes donde unas personas tenían más y otras menos. Es decir, le quitaban la categoría de enfermedad y la reducían a tan solo unos síntomas que podía tener cualquiera y no solo las personas con fibromialgia. Visto así: efectivamente, ¿cómo puede ser grave esta enfermedad?

Ya sabemos que la fibromialgia no tiene unos síntomas exclusivos de ella, y que, además, son frecuentes entre la población general. Sin embargo, lo que realmente caracteriza la enfermedad es que los síntomas aparecen todos juntos, con una intensidad por encima de lo habitual y con un carácter crónico y no ocasional como se ven en el resto de las personas. Por si fuera poco, responden mal a las medidas terapéuticas habituales y no son fácilmente controlables por el paciente. Todas estas características hacen que la fibromialgia sea por tanto una enfermedad bien definida y con su espectro de gravedad.

Al principio, cuando aparecen los primeros síntomas se pueden controlar razonablemente bien y evitar la progresión de la enfermedad; por esta razón es tan importante el diagnóstico en las etapas precoces. A continuación, si sigue sin haber un buen control, aparecen más síntomas, se van haciendo autónomos y responden cada vez peor a los tratamientos convencionales. Cuando la enfermedad está ya establecida, es cuando empiezan a verse las consecuencias negativas, que van sumándose a la situación general del paciente. Estas consecuencias es lo que llamamos impacto de la enfermedad en la vida del paciente y afecta a todas las esferas de su vida: salud, situación personal, familiar, social, laboral, económica, etcétera, y esto es lo que determina realmente la gravedad de la fibromialgia.

Existen varios cuestionarios que se usan para medir la gravedad a través de los síntomas. Sin embargo, como la fibromialgia cursa en brotes, la situación detectada por los cuestionarios también fluctúa y solo permite establecer la gravedad en ese preciso momento pero funcionan mal para medir la gravedad global. Se da el caso frecuente de que un paciente está bien en una visita y mal en otra unas pocas semanas después sin que haya habido un cambio importante en su vida o tratamiento; esto dificulta establecer con objetividad la gravedad global.

Los puntos dolorosos que se usaban antes para el diagnóstico se pretendió que fueran una especie de termómetro de la gravedad. Sin embargo, esta idea fracasó porque se ha comprobado que el número de puntos dolorosos es una medida tan simple que no es capaz de reflejar una situación tan compleja como la de la fibromialgia. En la actualidad los puntos ni siquiera se utilizan para hacer el diagnóstico de la enfermedad.

En conclusión, la fibromialgia, efectivamente, tiene grados de gravedad como otras enfermedades. La mejor manera de medir la gravedad es a través de las consecuencias que va produciendo en la vida del paciente. La pérdida del trabajo, las separaciones de pareja, el aislamiento social, los problemas económicos, la depresión, la elevada frecuentación sanitaria, etc., que presentan  las personas con fibromialgia son datos objetivos que se pueden medir y cuantificar para valorar la gravedad.

4 comentarios en “¿Dónde está la gravedad de la fibromialgia?

  1. Con estas consecuencia , vivimos a diario. Asi que todos estamos enfermos con Fibromialgias.
    Lo que hay que hacer es …Vivir pensando que no somos eternos y que la vida tiene momento dulces y no tan dulces.
    Tener valor para enfrentarse a lo que surja en nuestra vida.

  2. Es una enfermedad del dolor,la falta de empatía por os profesionales y las personas cercanas hacen de esta enfermedad un infierno que destruye una vida y la peor es el sentimiento de culpa por estar enfermo,ayudadnos

  3. Hay días que con mis medicamentos y terapias me siento super, pero otros nada me hace efecto, se me olvidan las cosas, mi vista se nubla, paso constantemente en el wc, sin deseos de alimentarme

  4. Hola a todos, llevo años con dolores y me decía el médico que era tensional,
    me mandaba relajantes musculares y nolotil. Hasta que ya no aguantaba y me llevaban a urgencias cada momento. En resumen me vio la reumatologa y me detectaron la fibromialgia,me mandó medicación pero cuando vienen los brotes ni la medicación hace nada. También tengo escoliosis y actrosis,que me dan los dolores y no sé que hacer porque no se puede expresar con palabras como son los dolores. Me siento muy triste, estoy en manos de psicólogo con una depresión, mis hijos no me comprenden ni mis hermanas, me pongo a llorar de la impotencia y de la tristeza que siento. Cobro una pensión de viuda que no da para mucho, no puedo trabajar porque si no puedo hacer cosas en mi casa como voy a rendir en un trabajo, no puedo más créanme, esto es horrible.

Responder a Tani Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *