El origen de la fibromialgia: los Síndromes de Sensibilización Central

Uno de los campos más activos de investigación en fibromialgia es la Neurociencia, que desde hace algún tiempo lleva observando lo que ocurre en el cerebro de estas personas permitiéndonos conocer cada vez mejor la enfermedad.

Hace algunos años se descubrió que en las resonancias magnéticas cerebrales de estos enfermos existían una serie de zonas que mostraban más actividad. Simultáneamente, se comprobó también que había una cantidad mayor de moléculas excitadoras en su cerebro. Es decir, estos hallazgos sugieren que en las personas con fibromialgia existe una sobre excitación con hiperactividad en varias zonas del cerebro que empezó a conocerse como sensibilización central.

Este acúmulo de moléculas excitadoras (llamadas también neurotransmisores) en el cerebro es el responsable de la aparición de numerosos síntomas. Así, el síntoma más frecuente, que es el dolor, se produce por el desequilibrio de algunos neurotransmisores que altera el procesamiento correcto del dolor haciéndolo más intenso.

La alteración de los neurotransmisores en otras zonas del cerebro conduce a la aparición de los síntomas que acompañan a la fibromialgia como la fatiga, alteraciones del sueño, alteraciones de la esfera cognitiva o los trastornos del ánimo. De esta forma, la fibromialgia se considera actualmente como un Síndrome de Sensibilización Central. 

Existen otros procesos en los que se han descrito también diversas alteraciones de los neurotransmisores como el síndrome de fatiga  crónica, intestino irritable, cistitis crónica, dolor crónico pelviano, migrañas/cefaleas o síndrome de la articulación témporo mandibular, entre otros. Todos ellos se observan asociados a la fibromialgia porque son también Síndromes de Sensibilización Central. 

Las alteraciones sensoriales se producen también cuando hay sensibilización central, de manera que estímulos sensitivos olorosos, de luz, de sonido o de otro tipo, que en las personas sin la enfermedad  no suponen ningún problema, en estos enfermos desencadenan reacciones especialmente intensas. En algunos pacientes es lo que se conoce como el síndrome de intolerancia química múltiple.

Con frecuencia se ven varios de estos síndromes en diferentes miembros de una misma familia. Esto indica algo ya conocido desde hace tiempo, y es que existe una base genética que determina la susceptibilidad a padecer este tipo de enfermedades.

En resumen, todos estos síndromes con una base fisiopatológica similar se consideran actualmente como Síndromes de Sensibilización Central siendo la fibromialgia el más frecuente de todos.

3 comentarios en “El origen de la fibromialgia: los Síndromes de Sensibilización Central

  1. Leyendo esto me asusta un poco pensar que aquello que le comenté sobre lo mal que lo paso en el metro y otros medios de trasporte, centros comerciales y lugares donde hay bastantes personas, como el no soportar los ruidos, las luces, los olores produciéndome incluso salir de allí llorando, pueda ser debido a una intolerante química. Ya padezco fibromialgia y sindrome de fatiga crónica y si esto último se confirmase ¿cómo me desplazaría? ¿Iría a más? ¿Cómo puedo evitarlo o minimizar sus efectos sobre mi?
    Espero poder recuperar un poco mi vida gracias a sus consejos y su conocimiento así que agradecida me despido animándole a que siga compartiendo con nosotros su saber.
    Un saludo,
    Paloma

  2. Buenos días,

    Tengo 2 cuestiones que me gustaría preguntar:
    1 La prueba que usted comenta, RM para ver el grado de dolor, a mi no me la han hecho nunca. Si es importante y fiable para ver el grado de afectación del paciente, porque no realizan esta prueba?
    2 Que opina de los análisis que están haciendo en Asssem Biomedics?
    Cree que con esto se sabrá con seguridad que se tiene el Sindrome de Fatiga Cronica, y ya no será un diagnostico por descarte del que muchos dudan?

    Muchas gracias por su labor
    Saludos

Responder a Paloma Donaire Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *