Factores desencadenantes

La causa de la fibromialgia no se conoce, pero sabemos que algunos acontecimientos que ocurren en la vida de las personas son capaces de desencadenar el comienzo de la enfermedad o los brotes de reagudización de la misma. A estos acontecimientos los llamamos factores desencadenantes, pero no son la causa de la misma, tiene que haber algo más.

En otro tiempo, a alguno de estos factores se le dio tanto protagonismo que llegaron a considerarse como la causa de la fibromialgia. Quizás, el primero de ellos fue el latigazo cervical, que se produce en los accidentes de automóvil cuando un vehículo es golpeado por detrás. En estos casos, los ocupantes del vehículo alcanzado sufren un movimiento violento de la columna cervical que comienza con una hiperextensión brusca seguida de una hiperflexión forzada, el llamado latigazo.

Lo que ocurre en estos casos es que se produce un esguince en los ligamentos de las vértebras cervicales y, como ocurre con la mayoría de los esguinces, es un cuadro doloroso que se cronifica fácilmente por la dificultad que existe en inmovilizar totalmente la columna cervical.

Otro factor desencadenante al que también se consideró en su tiempo como la causa de la fibromialgia fue el abuso sexual, especialmente cuando ocurría en la infancia. Se le concedió tanta importancia como factor etiológico que algunos psiquiatras sometieron a sus pacientes con fibromialgia a profundos procesos de psicoanálisis buscando este acontecimiento en su infancia.

En estos pacientes, el brutal trauma emocional que sufren es capaz de desencadenar un cuadro de fibromialgia, pero este acontecimiento afortunadamente solo ocurre en una minoría de pacientes y no se puede generalizar como la causa de la fibromialgia.

Existen otros factores desencadenantes bien documentados como son las infecciones crónicas, cirugías, traumatismos, cánceres, otras enfermedades y también eventos estresantes en la vida de las personas como situaciones de duelo, pérdidas de trabajo, divorcios, acoso laboral, problemas familiares, etc.

¿Qué es lo que tienen en común todos estos factores como para que sean capaces de desencadenar la misma enfermedad? Me atrevería a decir -y es solo una opinión personal- que es el componente emocional, porque no cabe duda que cualquiera de estos acontecimientos tiene una carga emocional asociada importante. Ya vimos en otro artículo la importancia de las emociones en la fibromialgia (pincha aquí).

Pero no es lo único. En las infecciones, enfermedades, traumatismos, etc., existen una serie de substancias que genera el propio organismo que son capaces de interaccionar con los mecanismos fisiológicos del individuo alterando su correcto funcionamiento. Esto también lo vimos en otro artículo anterior que te recomiendo (pincha aquí).

Por último, no todas las personas tienen la misma capacidad para procesar estos acontecimientos. Algunas personas tienen mecanismos más robustos y procesan mejor cualquiera de estos acontecimientos consiguiendo que les produzcan unas consecuencias mínimas. Sin embargo, otras personas, por las razones que sean, fracasan con mayor facilidad y son los más susceptibles a padecer la enfermedad. Esta susceptibilidad, en realidad, es un mecanismo que se puede generalizar a cualquier enfermedad.

Aquí es donde se puede apreciar bien el papel del componente genético. Los genes no producen las enfermedades, sino que determinan precisamente la fortaleza o debilidad de los mecanismos fisiológicos del organismo haciendo que las personas sean más o menos susceptibles a padecer una determinada enfermedad. En el caso de la fibromialgia, ¿sabían que hay familias más susceptibles que otras? Es sabido que en estas familias se pueden ver varios casos de la enfermedad, frente a otras en las que no hay ninguno. Nuevamente, podemos comprobar como la fibromialgia se comporta como cualquier otra enfermedad.

5 comentarios en “Factores desencadenantes

  1. Con esta pandemia casi no puedo levantarme ni física ni psíquicamente debería consultárselo a mi doctora de cabecera o habría algunas pautas a seguir para mejorar mi situación en estos momentos gracias

    1. Ahora hay que seguir las indicaciones que nos hacen desde el Ministerio de Sanidad ¡Fundamental!
      Para que no haya un deterioro de la situación personal, es recomendable hacer ejercicios físicos diariamente. Dos veces al día, mejor que una sola.
      La medicación que se sigue, es mejor no tocarla en estos momentos.
      Ya comentaremos en un próximo artículo.

  2. Mil gracias por este articulo,que como todos que se publican son de una gran utilidad.
    Me gustaría añadir una petición para estos días de confinamiento y como repercute en nuestra enfermedad.
    Si pudiese ser yo creo que sería ,por lo menos para mí de gran ayuda.
    Mil gracias y mis cordiales saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *