Fibromialgia: una sola enfermedad, pero con muchos síntomas

Es frecuente que las personas con fibromialgia estén diagnosticadas de varias cosas a la vez. Para tu información, el número de diagnósticos diferentes que tiene una persona con fibromialgia es de ¡siete!

Los más habituales son: contracturas, lumbalgias, cefaleas, vértigos, reflujo, bruxismo, síndrome seco, intolerancias alimenticias,  síndrome del intestino irritable o cistitis de repetición; y éstos son solo algunos de los que se hacen.

Todos los diagnósticos están realizados por los especialistas a los que ha sido enviada la enferma y generalmente cada uno se acompaña del tratamiento farmacológico correspondiente.

¿Qué está pasando? ¿Es que la enferma no tiene esos síntomas? ¿Se los está inventando? Entonces, si los tiene, ¿por qué no se van a diagnosticar y tratar?, se preguntarán algunos.

Efectivamente, todos estos síntomas los puede tener una persona con fibromialgia, porque una de las características de esta enfermedad es que presenta muchos síntomas a la vez. Es decir, es una enfermedad multi sintomática.

El problema empieza cuando se dan fármacos para tratar cada uno de los síntomas. Hay que saber que cualquier fármaco -sin excepción- al lado del efecto positivo que intentamos conseguir hay varios efectos negativos que llamamos efectos secundarios. Pues bien, cuantos más fármacos se consuman, mayores posibilidades de efectos secundarios que terminarán por sumarse a los síntomas iniciales que ya tenía el paciente.

Pongamos un ejemplo para entender bien cómo funciona esto. Imaginemos una persona con gripe que tiene fiebre, dolorimiento general, tos, cansancio, no respira bien y tiene tanto malestar que no puede siquiera levantarse de la cama. Es decir, los síntomas propios de una gripe.

Si por cada uno de ellos enviáramos a esta persona a un especialista, al final podría ser diagnosticada de síndrome febril, dolor generalizado, síndrome tusígeno, síndrome de fatiga, asma o síndrome constitucional. Si, además, tratáramos individualmente cada uno de los síntomas empezaríamos a darle antitérmicos, analgésicos, antitusígenos, sprays nasales, aerosoles, energéticos, vitaminas, antinflamatorios y antibióticos, por si acaso. Es decir, ¡nueve fármacos!

Sin embargo, el diagnóstico en este paciente está claro que es una gripe y todos los síntomas pertenecen a la misma enfermedad. Por tanto, a la hora de tratar se debería tener en cuenta el diagnóstico principal y dar el menor número posible de fármacos en lugar de tratar los síntomas por separado.

Pues bien, hay que entender que en la fibromialgia ocurre lo mismo y es importante establecer un diagnóstico único en lugar de los siete que hablábamos antes. Así, a la hora del tratar, se hará lo mismo que con el enfermo de gripe y se dará el menor número posible de fármacos para evitar los efectos secundarios. 

Un comentario en “Fibromialgia: una sola enfermedad, pero con muchos síntomas

  1. pues que me duele de la cabeza a los pies me pica mucho las manos se me duermen las manos me dan calambres los pies bueno yo tengo fibromialgia severa sera por eso y me dan brotes continuos y tomo tratamientos bueno y hago buena alimentacion a parte tengo azucar una poca tambien ando hago ejercicio aun y eso me pasa eso sera porque mi fibromialgia sera severa bueno hay que tener paciencia yo soy muy positiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *