Inflamación del sistema nervioso central

En este nuevo artículo, la Dra. Miriam Almirall nos explica los indicios que existen sobre el mecanismo de producción de la fibromialgia y otros síndrome de sensibilización central a través de un proceso de inflamación del sistema nervioso central.

En la Fibromialgia hay un mal funcionamiento del procesamiento o regulación del dolor en el sistema nervioso central, que provoca disminución del umbral de dolor y percepción de dolor ante estímulos normalmente no dolorosos. Pero ¿hay cambios inflamatorios que podrían contribuir a este funcionamiento anómalo en la regulación del dolor?

Hay estudios científicos, publicados en prestigiosas revistas, que sí han encontrado hallazgos sugestivos de inflamación en el sistema nervioso central (neuroinflamación) de bajo grado.  Esta neuroinflamación puede ser causa o consecuencia de la hipersensibilización del sistema nervioso, pero siempre la mantiene o incluso la empeora. Son bien conocidas las conexiones entre inflamación  y neurotrasmisores, que son los mensajeros de las señales dolorosas y que pueden contribuir a su aumento o disminución.

Los hallazgos sugestivos de neuroinflamación de bajo grado son:

1.- La elevación en el líquido cefalorraquídeo (líquido que baña al sistema nervioso central) de mediadores de la inflamación, como la interleucina-8, y de factores de crecimiento, que a través de diferentes mecanismos modulan la sensibilidad al dolor, como son el factor de crecimiento nervioso o el factor neurotrófico derivado del cerebro.

2.- La activación de unas células inflamatorias del sistema nervioso que se llaman microglía. Un reciente estudio ha demostrado una mayor activación de la microglía en pacientes con Fibromialgia respecto a controles sanos.

3.- El aumento de la conectividad cerebral entre áreas involucradas en el procesamiento del dolor en relación con la inflamación periférica en pacientes con artritis reumatoide (enfermedad reumática inflamatoria) y Fibromialgia.

Estos hallazgos en diferentes estudios científicos nos abren una gran ventana para  estudiar nuevos tratamientos en la Fibromialgia, tanto farmacológicos como no farmacológicos, más efectivos que los que tenemos hoy en día.

Dentro de los tratamientos farmacológicos podríamos intentar actuar sobre nuevas dianas, como ciertos mediadores de la inflamación, factores de crecimiento nervioso  o la activada microglía.

Dentro de los tratamientos no farmacológicos deberiamos estudiar mejor el efecto de terapias multicomponente, que incluyan ejercicio físico terapéutico y educación en neurociencia del dolor, sobre los síntomas de la enfermedad, la funcionalidad y los hallazgos de neuroinflamación de bajo grado.

 

Dra. Miriam Almirall Bernabé

Reumatóloga

Hospital Universitario Vall d’Hebron

Barcelona

También te puede interesar…

3 Comentarios

  1. Susana Castro

    Esperemos que continúen los avances y que se consiga crear unidades multidisciplinares en la pública para tratar todas estas patologias.

    Responder
    • Dr. Javier Rivera

      ¡Desde luego! Personalmente, estoy a disposición de los gestores sanitarios cuando decidan dar ese paso.

      Responder
  2. Andrea Valeria reale

    En Argentina no nos consideran enfermos en más yo la padesco y me negaron mi retiro por invalidez y estoy en grado 6 de la enfermedad llevo 2 años luchando la sin poder trabajar por todos los síntomas y dolores que padesco .una vergüenza una médica de la junta médica de la súper intendencia me dijo los dolores no son justificables salí peor en lo anímico .

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *