El tratamiento con fármacos

Hasta ahora, hemos hablado solo de los fármacos que no deben tomarse (pinchar) o de las precauciones que debemos tener a la hora de administrar fármacos a las personas con fibromialgia (pinchar). Pero no hemos dicho mucho sobre los fármacos que hay que utilizar, ni con cuál empezar o cómo hay que seguir después del fracaso de la primera opción.

La razón fundamental es que el tratamiento con fármacos en la fibromialgia no está tan bien estructurado como en otras enfermedades y no es posible establecer un algoritmo que nos permita saber cuál es el fármaco ideal y en qué momento hay que administrarlo.

En primer lugar, los ensayos clínicos con fármacos en pacientes con fibromialgia muestran unos resultados globales de mejoría solo en un tercio de los pacientes y disminuyen la intensidad de los síntomas también un tercio del total, lo cual no es demasiado si lo comparamos con los tratamientos de otras enfermedades.

Tampoco existen demasiados ensayos clínicos diseñados para evaluar fármacos en monoterapia; es decir, utilizando solo y exclusivamente el fármaco, porque habitualmente el paciente con fibromialgia no puede prescindir de otros fármacos que toma y otras terapias que sigue para mejorar algunos de sus síntomas y esto limita de forma importante la interpretación de los resultados.

Por otra parte, también hay que tener en cuenta los efectos secundarios de muchos fármacos que se han probado en los últimos años y que han llevado a desestimar la indicación por ser inaceptables.

Por último, los ensayos clínicos realizados hasta el momento se han hecho en unas condiciones tan estrictas en lo relativo a la selección de pacientes que al final no resultan en absoluto representativos de la realidad de las personas con fibromialgia y por tanto los resultados no son totalmente aplicables al paciente común.

Para hacernos una idea de lo que suponen todas estas dificultades, a fecha de hoy solo existen dos antidepresivos (duloxetina y milnacipram) y un antiepiléptico (pregabalina) aprobados con la indicación de fibromialgia por la FDA americana, y ninguno de ellos está aprobado por la EMA europea.

No obstante, sabemos por experiencia que los antidepresivos o los antiepilépticos –entre otros–mejoran claramente al paciente con fibromialgia en varios de sus síntomas y por este motivo los utilizamos en su tratamiento.

Pero, ¿cuál utilizar en primer lugar?, ¿a qué dosis?, ¿hasta cuándo hay que esperar para ver su eficacia?, ¿hasta dónde es prudente tolerar los efectos secundarios?, ¿cuándo debemos cambiarlos?, ¿cuándo añadir más fármacos?,  y otras muchas preguntas, no podemos contestarlas en el momento actual de forma generalizada por lo que el uso de los fármacos depende en buena medida del criterio del médico y también de la respuesta de cada paciente. 

Por tanto, al no disponer de ensayos clínicos adecuados, el grado de evidencia científica que tenemos es pobre y ello no nos permite establecer unas recomendaciones o un algoritmo de utilización general en todos los pacientes, como sería deseable. En estos casos, no queda otra posibilidad que guiarse por el buen criterio y la experiencia del médico que trata.

Un comentario en “El tratamiento con fármacos

  1. Hola, tengo casi 50 años y llevo ya casi un año sin poder trabajar, empecé hace 2 años con dolores que duraban entre 3 y 4 días, y me dolía desde las uñas del pie hasta los pelos sin haber hecho esfuerzo y trabajo como lo hacía, donde mejor estaba era en la cama quieta, podrían pasar 14 horas. Tras haber experimentado esos procesos, pregunté una clienta que es enfermera lo que me ocurría y me dijo que tendría que haber ido al médico, y le dije; si le digo que me duelo todo pensará que estoy de la pinza!!!!. Pues ella me dijo que cuanto me volviera a pasar que lo apuntaste todo escrito.Pasaron 2 meses y empezó el dolor y dolor, rigidez muscular, como culebrilla dolorosa por dentro, descargas de dolor cambiante, punzante y quemazón;empecé a escribir, tras casi 20 días fui al médico y empecé mi calvario !!!!. Me han hecho pruebas de todo y me derivan a la unidad del dolor.Tuve que deja mi trabajo, un Centro de Estética,Comercial del proyecto que creamos mi mario y yo; comercializar nuestra cosecha de Pimentón .Hemos sido emprendedores, con varios proyectos y unos salen bien y otros no tan bien pero siempre se aprende de todo.
    Yo nunca me cansaba, activa, emprendedora, llena de energia, nunca estaba cansada, ilusionante, llena de proyectos e ideas para todos, diseñadora de los proyectos realizados en obras y decoración, con formaciones de estética, estudios academico y siempre con ganas de crecer más y más….
    Ahora me dicen que es fibromialgua primaria, el dolor no se quita ni con medicación, solo baja la intensidad, no duermo ni con lorazepam, los ojos me incan, no puedo leer veo borroso cuando tengo dolor, la piel me arde ye salen puntos rojos, mi marido dice que me arde la piel cuando tengo brotes y no duermo, dolor por todo el cuerpo que me.pide andar, no puedo ni hacer las pocas de casa, coger peso ,ni irme con él cuando va de viaje por trabajo, conducir , subir y bajar las escaleras, lo hago como a saltitos para impulsarse, todo lo tengo que hacer según éste y despacio y lento, he perdido memoria, no recuerdo bien cosas básicas, no saber escribir cantidades de número!!!! Consciente de todos estos desmanes en mí,cada día me veo mentalmente peor a pesar de intentar luchar día a día según estoy, según me encuentro, comprender que me quedan 15 años de ser útil emprendedora, luchadora,pero mi cuerpo va por otro lugar en esta etapa…
    Tengo mi diario del dolor y de vida y veo que se repite los procesos.
    Ahora tengo miedo al día que llegue ese dolor, de no saber como será de intenso, que días va a durar, como podre afrontarlo, de no tener ganas de nada, ni de vivir con ese dolor, ni querer salir a la calle, no hablar con nadie, que no me miren, por que siento que mí cara lo dice todo cuando tengo dolor.
    Estoy tomando Serixtar diario 60 mg, paracetamol y voltaren y protector combinado con estas pastillas para los procesos dolorosos y Condrosul para la artrosis que he retomado el tratamiento una vez que la reumatologa termino el diagnóstico.
    Cómo se presenta mi nueva vida???
    No puedo plantarme hacer mucho como;
    Trabajo los viajes como el Camino de Santiago, hacer un viaje en avión y visitar otros lugares como lo he hecho antes, Londres,Paris,Italia,Australia, donde se andábamos 20 ó 30 kilómetros diarios para ver lugares y conoces sitios con mis hijos.
    No se,ni economicamente ya que aunque este de baja laboral, mi trabajo y ayudar a mi marido me remumeraba económicamente mucho más y era más satisfactorio.
    Espero que la ciencia pueda aportar algo a esta enfermedad y que se invierta en proyectos que los científicos puedan investigar.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *