Cómo mejorar los síntomas quitando medicación

Una de las características de la fibromialgia es que presenta numerosos y variados síntomas, además del dolor (pinchar aquí).

Otro aspecto relevante, pero que pasa desapercibido con mucha frecuencia, es el gran número de fármacos que toman estos pacientes. En un estudio reciente se ha visto que el 40% de los pacientes están recibiendo 3 fármacos y que un 30% consumen más de 5 fármacos distintos.

Cuando un paciente me dice que tiene mucho dolor, inmediatamente miro los fármacos que toma para mitigar el dolor. Frecuentemente me encuentro varios analgésicos, algunos antinflamatorios, anticonvulsivantes, relajantes musculares y antidepresivos y, entonces, le pregunto que para qué tanto fármaco si continúa teniendo mucho dolor.

El dolor en la fibromialgia no es como un dolor de muelas, que se soluciona subiendo la dosis o aumentando el número de analgésicos. En la fibromialgia, con una dosis terapéutica de analgesia vamos a conseguir el mismo efecto que atiborrando al paciente con múltiples fármacos. La explicación de esto ya la hemos dado en otra parte de este blog (pincha aquí) y obedece a que el dolor en la fibromialgia es de origen central y es independiente de la dosis de analgésicos que se tomen.

Los problemas comunes a todos los fármacos son los efectos secundarios. Cuanto mayor sea el número de fármacos y la dosis administrada, mayor será la probabilidad de que se presenten complicaciones, algunas potencialmente graves como hemorragias digestivas, hipertensión arterial, toxicidad hepática, insuficiencia renal, infartos, trombosis, ictus, intolerancias, reacciones alérgicas, etc.

Más allá de estas complicaciones graves, la mayoría de los fármacos que se utilizan para tratar a las personas con fibromialgia producen efectos secundarios que son idénticos a los síntomas de la propia enfermedad. Así pues, la única forma de mejorar estos síntomas es quitar fármacos o reducir dosis, y no lo contrario, que es precisamente lo que se hace con más frecuencia.

Uno de los fármacos que más nos deben preocupar son los opioides, porque se utilizan con mucha frecuencia para tratar el dolor en las personas con fibromialgia (pincha aquí).

En un trabajo realizado en la Clínica Mayo, se propusieron suspender los opioides a un grupo de pacientes con fibromialgia. Los resultados que obtuvieron han sido muy alentadores.

En primer lugar, consiguieron suspender los opioides a todos los pacientes en solo 15 días, y sin que se produjera ningún síndrome de abstinencia importante.

Por otra parte, el dolor, otros síntomas de la fibromialgia y la calidad de vida global, mejoraron en los pacientes después de suspender los opioides.

Al final del estudio, las personas que previamente habían tomado opioides mostraban la misma intensidad de síntomas que aquellas personas que nunca los habían tomado.

De este trabajo podemos obtener varias conclusiones de utilidad para los pacientes de fibromialgia:

  • parte de los síntomas de fibromialgia están agravados por el consumo de opioides

  • cuando se suspenden, se produce una mejoría en la intensidad de varios síntomas

  • los pacientes que han consumido opioides presentan la misma gravedad de síntomas que aquellos que no los han tomado nunca

  • se pueden suspender los opioides en un tiempo razonable sin mayores consecuencias.

No existen estudios similares con otros fármacos que se utilizan para tratar la fibromialgia, por lo que no se puede llegar a las mismas conclusiones. Sin embargo, mi percepción es que con frecuencia ocurre algo parecido con los anti inflamatorios, las benzodiacepinas y los fármacos para el sueño.

A todos los pacientes que atiendo en la consulta les recomiendo utilizar el menor número posible de fármacos y, sobre todo, que estén atentos por si observan un empeoramiento de los síntomas con la introducción de un nuevo fármaco. Por supuesto, también hay que suspender cualquier fármaco que no produzca un beneficio claro al paciente.

6 comentarios en “Cómo mejorar los síntomas quitando medicación

  1. Yo uso 2 pastillas de Yantil 50 y después aprazolam y deprax para dormir. Estos últimos ya los tomaba antes del Yantil pero no dormía a causa del dolor. Antes de los opiodes mi vida era un infierno, no quiero ni pensar en dejarlos.

    1. Marta, con el blog solamente pretendo informar a los pacientes con fibromialgia para que tomen las mejores decisiones con respecto a su enfermedad y los tratamientos que hacen.
      Los artículos del blog están basados siempre en evidencias científicas publicadas en la literatura médica por otros profesionales, y no son opiniones personales mías.
      La decisión última sobre tomar un medicamento siempre es del paciente.
      Saludos

    2. Yo tomaba yantil, zaldiar, zolpidem, omeprazol, nolotil, y un ansiolítico, en total 12 pastillas diarias mínimo, en 1 mes con ayuda del dr. Rivera dejé todo, ahora solo tomo tryptizol solo por la noche y con ejercicio diario que es lo más importante, y estoy muchísimo mejor

  2. yo la verdad es que tomo lo menos posible ,lo imprescindible y el dolor lo paso a pelo,es una la verdad,que te tengas que acostumbrar a vivir con dolor,pura resignacion,la calidad de vida ,una pena

  3. Hola

    Soy paciente diagnostyicada con fibromialgia soy de Colombia, tomé dulextina para el dolor aproximadamente por un año, luego me empecé a sentir muy mal mentalmente ya que no me lograba concentrar y se me olvidaban mucho las cosas, lo cual afectaba mi trabajo. Por lo que decidí abandonar el tratamiento, solo uso acetaminofen cuando el dolor es muy fuerte, no lo quita pero lo disminuye, y me he sentido mejor sin el medicamento, solo trato de hacer ejercicios, mantener la mente ocupada.

  4. Hola, estoy 100% de acuerdo con lo que plantea en su artículo, yo tomaba grandes cantidades de analgésicos durante el día, para controlar el dolor, incluso me inyectaban diariamente, hasta que decidí tomar control, con la ayuda de terapias alternativas reduje el consumo de fármacos que no me ayudaban para nada. Sólo contribuían con la inflamación y retención de líquido. Para dormir mejor tengo una rutina con aceites esenciales lo que me ayuda a descansar, además de complementar con medicina forestal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *